Si el poeta Miguel Hernández todavía viviera, los precursores del proyecto «Vientos del pueblo sirio» tienen claro que no hubiera vacilado en irse a los campos de refugiados en Grecia y ayudar a las miles de personas que allí permanecen. Por eso, este colectivo multidisciplinar, ligado a Elche y al resto de la provincia, quiere romper con la barrea espacio-temporal y acercar a un campamento en Lesbos la poesía del escritor oriolano a través de talleres de teatro. Una acción que documentarán en un cortometraje y en una exposición de fotos que mostrarán dentro de los actos del 75 aniversario de su muerte en tierras ilicitanas.

El resto del articulo aquí